Relaciones entre espacios sociales y mediáticos

La mediatización está por fin en el centro de la escena de la preocupación social y académica y ello tiene consecuencias: ya vemos mucha pena y grandes masas críticas denunciando las nuevas amenazas. Es que no es posible siquiera mirar un video en Youtube sin que la plataforma te recuerde su presencia, al menos como soporte y contacto con otros espectadores.

El avance de las indagaciones sobre el campo, en el mismo movimiento con el que pone límites a las esperanzas acríticas sobre las consecuencias positivas de las mediatizaciones, permite desplegar nuevos focos de atención generados por la vida social, que tienen una relación más o menos cercana con la mediatización.

Las relaciones entre movilidad y mediatización, para tener un cuenta un campo que arde académica e industrialmente, están cambiando, no sólo las mediatizaciones sino las relaciones entre tiempos muertos y tiempos vivos de la vida social y poniendo en evidencia los límites que encuentran los individuos, cada vez más en condiciones de generar comunicaciones en 360º, para utilizar esos recursos. La selfie de pies es una marca de ese límite: si bien muestra la riqueza y complejidad figurativa del punto de vista picado y hasta cenital, muestra límites en la innovación de contenidos.

Como ejemplos de las novedades y permanencias que enfrentamos, consideremos las diferencias entre broadcasting (pocos emisores a muchos receptores) y networking (todos los emisores para todos los receptores) por un lado y ubicuidad (capacidad de una mediatización para alcanzar a un receptor en movimiento) y movilidad (capacidad de una mediatización para aceptar producciones, emisiones y recepciones) (ver en esta edición el artículo de Logan y Scolari). Si bien no profundizaremos en cada celda, sirva esta doble oposición y sus cruces para organizar fenómenos de presencia cotidiana en la actual vida mediática.

 

Ubicuidad

 

Movilidad

 

Broadcasting

 

Radio

 

Tweets masivos, canales masivos en youtube, etc.

 

Networking 

 

Auto download, recepción de posteos de diversas redes

 

Posteos varios, Foursquare y sucesores, etc.

 

Como vemos, la radio am/fm ocupa un lugar solitario, en medio de las grandes transformaciones mediáticas: todavía nada compite plenamente con ella para acercarnos información, música, publicidad, humor, etc. mientras estamos en movimiento o trabajando. Las televisiones aptas para la ubicuidad siempre dejan afuera al que conduce un auto o utiliza la visión para su actividad. El google glass, por su parte, cuya visión no competiría con la visión necesaria para manejar, está en etapa experimental y ha sido cuestionado en varias ciudades importantes. Por lo tanto, en una celda que tiene plena actualidad, un medio tradicional sigue reinando.

La celda que combina ubicuidad con networking, cruce que, en términos generales, se ha valorado poco, muestra la posibilidad de dos actividades absolutamente diferentes: por  un lado la escucha de material sonoro seleccionado individualmente (única competencia real a la radio) y, por el otro, el uso como receptor de la producción del networking como fuente de información; es decir, una posición pasiva de recepción, como de broadcasting,  frente a emisiones que exceden en cantidad y calidad a las que produce el sistema centralizado por sí mismo.

El desarrollo de las redes no sólo produce efectos networking, ya en redes sociales que a pesar de su denominación habitual han superado el microblogging para convertirse en auténticos nuevos emisores en broadcasting (avatares de tweeter con millones de followers, canales de Youtube con millones de descargas, etc.), y esas publicaciones se pueden realizar desde la movilidad de un smartphone o una tablet.

Por último, la celda que combina movilidad con networking es, por supuesto, la que debería convocar todas las novedades de las nuevas mediatizaciones en red. Sin embargo, organizado así el esquema, parece que se condensan las mediatizaciones, por decir así, más primarizadas: las que relacionan grupos de amigos (límite de 5000 contactos en fb) o las localizaciones, que si bien crecen, lo hacen de una manera especial, con dificultades de fijación de uso: no todos quieren o pueden estar localizados y las opiniones sobre consumos personales (comida, ropa, etc. en lugares cercanos) no se les aceptan a cualquier desconocido o conocido virtual.

Desde ya que estamos en un nivel de esquematismo fuerte y que oculta muchas variables que están actualmente en desarrollo (por ejemplo, Facebook tiende a dejar de ser ‘red de amigos’ para convertirse en una plataforma de interacción más compleja, entre individuos y sistemas mediáticos?). Pero sólo con esas sencillas y limitadas descripciones vemos que estamos en otra etapa de la comprensión de las mediatizaciones, a la que podríamos entender claramente como ‘post-fundacional’. Es teniendo en cuenta esa diversidad de mediatizaciones que estamos analizando ahora fenómenos como los de las figuras y los espacios políticos, los espacios urbanos y sus interacciones, mediáticas o no, las industrias culturales y cada rincón de vida social que exceda el cara a cara.

Bibliografía mínima

Fernández, J. L. (2014) Música, movilidad y mediatizaciones del sonido: tensiones entre broadcasting y networking. En: Actas del VII Congreso Internacional de Semiótica de la Federación Latinoamericana de Semiótica, febrero. San Luis Potosí. Ver en: https://www.academia.edu/12892803/M%C3%BAsica_movilidad_y_mediatizaciones_del_sonido._Tensiones_entre_broadcasting_y_networking

Igarza, R. (2009) Movilidad y consumo de contenidos. En: Burbujas de ocio. Buenos Aires: La Crujía.

Scolari, C. y Logan R. (2014) El surgimiento de la comunicación móvil en el ecosistema mediático. En: L.I.S. Letra. Imagen. Sonido. Ciudad mediatizada, Nº 11. Buenos Aires: Fernández y Equipo UBACyT S094-FCS-UBA. (Traducción: Betina González). Ver en http://www.revistalis.com.ar/index.php/lis/article/view/154/152

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *