COMUNICACIÓN PÚBLICA Y POLÍTICA – (II)

Cuando nos hacen una consulta, sea a nivel específicamente comunicacional o de áreas cercanas del desempeño social o cultural, la respuesta no se hace exclusivamente desde la ciencia. Ciertas veces hay información clave o un buen soporte de investigación, pero siempre la respuesta del consultor es producto del cruce del conocimiento objetivo y la experiencia profesional.

El consultor es como el gurú: navega entre la información y la experiencia, el conocimiento general y las aplicaciones particulares, las tendencias de cambio y las repeticiones, la razón y la intuición.

Por otra parte, directamente o indirectamente de la propia experiencia de consultoría surge que hay temas básicos que no terminan de resolverse o aprenderse. Y es porque no se presta atención a los detalles. Tal vez el origen esté en esa razón platónica que nos guía a desvalorizar lo que existe en la caverna sin prestar atención sobre qué ven los aparentemente encadenados.

En cierto sentido, todos somos filósofos metafísicos y no vemos lo que ocurre frente a nuestros sentidos, que es lo que podemos llegar a manejar.

De allí salen estas consultorías, en parte ingenuas, en parte ácidas, pero como aporte a una reflexión permanente sobre la siempre dificultosa tarea de comunicar. En este caso, se seleccionaron algunas más, nuevamente vinculadas a la comunicación política y de gobierno.

  • no olvide que en esta época se nota que hay gente que practica otras religiones y que le gusta hacerlo…
  • su denuncia puede ser terrible, pero debe ser verosímil y adecuada a lo que ya piensen sus seguidores…
  • para ser ‘conocedor’, mostrar conocimiento pero también usar silencios y una buena retórica de la ignorancia…
  • no es que no puede insultar a un adversario, es que si lo hace no puede oponerse a los insultos…
  • si su comunicación es absolutamente novedosa es muy posible que no la comprenda nadie…
  • tenga en cuenta que una ley, cuando se aplica, cambia el contexto; un ferrocarril lo cambia cuando se termina…
  • nunca responda con un diagnóstico cuando se esté esperando su acción…
  • aunque sea tarde, si no sabe qué comunicar aguante y no comunique…
  • tenga en cuenta que la gesticulación y la entonación no mejoran la comprensión entre idiomas…
  • recuerde siempre que el vanguardismo es una posición que oscila entre la soledad y las minorías…
  • siembre denuncias y cosechará denuncias…
  • preste atención a que sus adversarios/competidores no hagan mejores chistes que sus seguidores…
  • chequee siempre que su eclecticismo estilístico no sea considerado como inconsistencia o exceso de alucinógenos
  • cuando le hagan una pregunta y no tenga idea de la respuesta, pruebe con ‘depende del contexto…’
  • si necesita pedir consejos trate de no aburrir con sus múltiples conocimientos…
  • maneje con mucha delicadeza la noción de ‘expresión acabada…’
  • si le dicen ‘estás rar@’, no responda ‘qué quiere decir “rar@”?
  • no es una buena solución, ante los dedos congelados, tipear con guantes…
  • si es verdad que su gente no sabe cómo leer el titular de un diario, no le proponga objetivos exigentes.
  • si es jef@, recuerde que cuando pregunte ‘por qué algo salió mal’, todos sabrán si ud. sabe por qué ‘sale bien’
  • el enfocarse no es chiste; si no lo hace, todo el tiempo le habla a quien no quiere sobre lo que no le interesa
  • no diga muy seguido ‘yo’ porque tenderán a hacerlo responsable; la primera del singular es densa…
  • si es famos@, para anunciar su muerte deje preparada la gacetilla y el plan de medios con margen temporal…
  • cuando proponga objetivos o soluciones del tipo ‘un sano equilibrio’ asegúrese que es el que ud. prefiere…
  • no dude en recurrir a la memoria como función mental, si bien no se valora, sin ella es imposible pensar…
  • mire/escuche, describa, explique/opine; si no hay nada nuevo a decir el error estuvo en los dos primeros pasos
  • es clave que encuentre entre sus propuestas y la realidad algún vínculo más fuerte que sus opiniones previas…
  • tenga en cuenta que nunca nadie respondió a la pregunta ‘pero en qué país estamos viviendo…?’
  • siempre que se postule como ‘única alternativa’ tenga en cuenta el efecto de soledad infinita…
  • si un pobre no le responde como pobre no sufra, no es problema de verdades, es sólo de verosímiles…
  • cuando proponga una solución general, siempre tenga en cuenta que desde lo general se soluciona poco…
  • cuando quiera saber qué piensan los pobres, pregúntele a los pobres, jamás a sus intérpretes…
  • el tiempo que no gaste en precisar sus conceptos, lo perderá en explicar sus resultados…
  • el tiempo que gaste en defenderse, lo resta a hablar del avance hacia el futuro…
  • las simplificaciones que haga al atacar, las pagará cuando tenga que defenderse… y viceversa…
  • si comienza diciendo ‘yo estoy loc@ o…’ será derivad@ más hacia la tontera repetitiva que hacia la demencia…
  • si comienza a dar su opinión con un ‘yo me pregunto…’ canchero, sepa que sólo se esperará que ud. se responda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *