Cómo se organizará la investigación global en el futuro?

Una vez diagnosticadas las fuerzas y debilidades de la investigación social aplicada para el estudio profundo y comparable de realidades locales y aún regionales, parece evidente la necesidad de trabajar en networking. Esas organizaciones reticularían, cual nodos, a los diferentes investigadores individuales o a pequeñas compañías o equipos en diferentes países o regiones.

De hecho. está en marcha una organización de ese tipo, WIN The Worldwide Independent Network of Market Research, actualmente asociada a la red de Gallup (http://www.research-live.com/news/m-and-a/gallup-international-association-and-win-network-strike-merger-deal/4002667.article). Esa red ha publicado resultados de estudios globales sobre temas como tsunami, la crisis económica global.

Observando los resultados de un trabajo en red de ese tipo, se ve que ese formato de red no escapa a la ley de los límites en la extensión global. Puede consultarse, por ejemplo, su ranking de bienestar entre países que, si bien es muy interesante y hasta revelador, no presenta información sobre qué hay que cambiar en cada país para mejorar en el ranking.

Según nuestra experiencia, la claves para la superación de esas limitaciones estarán en:

  • diseños de investigación que articulen, en un mismo movimiento y una misma planificación, esos proyectos extensos y relativamente superficiales, con inserciones de indagación en segmentos más acotados de la realidad, tanto territorial, como socio-culturalmente y en la
  • construcción de organizaciones de una escala media, cercana a las realidades locales a estudiar, pero que eludan los riesgos y las limitaciones de la investigación individual o de pequeños grupos; las redes deberían reticular organizaciones de una escala mayor.

Esas organizaciones deberían estar en condiciones de agrupar y potenciar el trabajo de varios investigadores individuales o equipos pequeños, cual grupo de células con coordinación. Cuáles serían las ventajas de esa escala media de organización?

  • Aprovechamiento de las experiencias diferenciadas respecto de en un espacio a investigar relativamente acotado.
  • Elasticidad de respuesta frente a situaciones disímiles, muchas veces situadas entre largas distancias territoriales o socio-culturales.
  • Sinergia constante por acumulación y por intercambio de experiencias entre individuos y grupos.

Si bien, dado el carácter innovador y blando de ese criterio organizativo, se tiende a pensar en el formato de ONG’s sin fines de lucro, o en formas cooperativas, las costumbre de contratación globales parecen promover más el formato de sociedad anónima como el más adaptable al entorno capitalista en el que con seguridad nos desempeñaremos en los próximos años. De todos modos ese nivel de lo organizacional puede mutar en la medida en que los cambios de los que estamos hablando se desarrolle y, en última instancia, es un campo de saber de contadores y abogados.
La gran barrera, a nuestro entender, para el desarrollo de organizaciones de este tipo está en otro lado; está en el hecho de que, como dijimos en otro posteo, el investigador individual o el grupo pequeño, por su capacidad de respuesta rápida y eficiente a la demanda del solicitante o cliente, tienden a independizarse, al menos mientras ese demandante cuente con fondos que sostengan la investigación.
Por esa razón, estas nuevas organizaciones medias de investigación deben pensarse más como proveedoras de servicios para la investigación que como contratantes de mano de obra profesional.
Las condiciones para que una organización así sea exitosa, es decir que pueda convocar investigadores y equipos de investigación eficientes y sofisticados, y para que sea autosostenible económicamente, son:

  • Poseer el mayor conocimiento metodológico y más amplio bagaje de experiencias posibles. Es decir, tener una jerarquía profesional y metodológica dentro del conjunto.
  • Tener contactos sociales, gubernamentales y empresariales extensos para poder generar suficiente cantidad de proyectos de investigación que sostengan los ingresos del conjunto de los individuos.
  • Construir una estructura financiera eficiente para el control pero que no trabe las tareas de investigación con cargas administrativas interminables y que permita el rápido pago a los proveedores que serán muy diversificados.
  • Diseñar un sistema logístico, que opere en diferentes regiones y países, enfocado a obtener los mejores equipamientos, transportes y hotelería a los mejores precios.

No hay dudas de que hay organizaciones que están ya tratando de funcionar así. Los próximos tiempos de innovación y crisis las pondrán a prueba y estimularán el surgimiento de muchas otras para competir en los intersticios del sistema global de investigación aplicada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *